Dolor muscular de aparición tardía



No es extraño experimentar dolor y malestar muscular entre 24 y 48 hs después de empezar un programa de actividad física o de realizar ejercicios nuevos.


Aunque inicialmente se pensaba que éste dolor muscular de aparición tardía

(DMAT) era la consecuencia de la acumulación de ácido láctico, investigaciones recientes sugieren que es posible que se produzca por una combinación de daño en los tejidos muscular y conectivo, seguido de una reacción inflamatoria que activa los receptores del dolor.


Éste daño está causado principalmente por contracciones musculares excéntricas y por microdesgarros en los tejidos muscular y conectivo a consecuencia de dichas contracciones.


El dolor resultante puede durar unos días, en los que la amplitud de movimiento y la capacidad de producir fuerza rápidamente se ven reducidas.


Aunque las estrategias habituales para combatir el dolor y el descenso de rendimiento derivados del DMAT son los complementos alimenticios, los masajes, el hielo y los ultrasonidos, parece ser que la mejor manera de disminuir el dolor asociado al DMAT puede ser el propio ejercicio, aunque sus efectos analgésicos son temporales.